Existen numerosas versiones sobre el origen del café. Este es un tema controversial que ha causado conflictos entre los principales productores de este grano en el mundo.

La historia más conocida es la de Etiopía. Una leyenda que ha pasado de boca en boca y fue bastante difundida sobre el origen del café, se trata de un pastor de Abisinia (actual Etiopía) que sin querer observó el efecto tonificante y revitalizante de unos pequeños frutos rojos de arbusto entre las cabras que lo habían consumido en los montes. En medio de un pastoreo rutinario. Luego, él mismo comprobó el efecto al renovarse sus energías.

Se dice que el pastor decidió recolectar gran cantidad de estos frutos y experimentar sus efectos a largo plazo, comprobando así incluso las propiedades antioxidantes del mismo.

Después, este hombre habría abandonado el pastoreo de cabras para sembrar café en su terreno de cultivo y empezar a comercializarlo en varias zonas de su región. Rápidamente con los años el nuevo producto tuvo gran éxito en las tierras de Medio Oriente, llegando a ser uno de los productos más preciados, además de las especias, telas y joyas hacia todo por mundo.

Hay versiones que sitúan el orígen del café en la región amazónica, debido al clima tropical que, según los conocedores, hace que el fruto sea más delicioso.

Lo cierto es que hoy en día se cultiva café en muchos lugares del mundo, lo cual es determinante para el sabor del fruto por el tipo de clima, la altura, el agua de riego y otros elementos externos, como el tipo de almacenamiento, tostado y temperatura de conservación.

Incluso hay marcas famosísimas como Lavazza, cuyo crecimiento del fruto se da en base a modificaciones genéticas en las plantas. A momento de germinar las semillas del café se le insertan partes de genes de los mejores cafés del mundo y, entre ellos, está el colombiano.

Colombia ha sabido ganarse un buen sitio entre los cafés más premiados de todo el mundo por su exquisitez, fortaleza y buen cuerpo. Este hecho incluso es el motivo para que se denomina a Colombia como “el país cafetalero”.

A continuación mencionaremos 6 cosas muy importantes que se deben saber acerca del café colombiano, Para beberlo con gusto y bien informados.

1. Llegada del café a Colombia

Este selecto grano emprende una travesía desde África en el siglo XII y llega a su territorio junto con la colonia, que trajo consigo un sinfín de nuevos frutos y especias. Sin embargo, muchos frutos no  eran fáciles de adaptar y cultivar en el suelo colombiano, el café fue uno de los pocos al principio.

2. Territorio cafetalero en Colombia

La ciudad de Huila actualmente es líder en la producción del café, debido a la ampliación en sus variedades y tipos de tostado que, en los últimos años han abierto más fronteras para sus exportaciones.

3. Sitio con un “café rico”

Si visitas Colombia y no sabes dónde ir a tomar un buen café, uno de los mejores preparados te lo ofrece Sr. Casino Colombia. Se trata de un negocio familiar que, inicialmente solo se dedicaba a la siembra y cosecha de café. Después la familia decidió innovar con la pequeña industria del fruto, implementando una pequeña factoría de tostado y envasado del mismo.

Pasaron más años y, con una familia más grande, este casino abrió sus puertas y hoy es una de las casas de juego más populares de Colombia, con cadenas en todas las ciudades. Se podría decir que casi la mitad de los asistentes, no acuden al sitio para realizar apuestas sino más bien para tomarse un buen café.

4. Café especial

Se trata de un fruto cultivado en determinado microclima especial que le aporta cualidades de sabor diferenciales y exclusivas. Es cuidado de manera exigente en todas las etapas del proceso de la semilla, a la taza y al cliente.

Después de ser analizado según las reglas de la Asociación de Cafés Especiales de América (SCA) obtiene un puntaje por encima de 80 puntos en la escala que va hasta 100, puede considerarse como un Café Especial.

Esta bebida posee lo que se ha denominado Atributos de Taza y solo un catador calificado y especializado puede degustarlo antes de su aprobación para calificar los niveles de aroma, acidez, cuerpo, sabor residual, y otras categorías analizadas en el café para darle un buen o mal puntaje.

5. ¿Por qué el café colombiano es tan especial?

A diferencia de las grandes fábricas de café envasado, el grano colombiano se caracteriza por su cultivo y cuidado en pequeñas fincas y terrenos familiares, con métodos artesanales que permiten el cuidado de cada eslabón de la cadena de sabor y calidad. Es lo que muchos llamaría “cuidar con amor”.

6. El café y la salud

El café es considerado como uno de los elementos naturales más beneficiosos para la salud por sus efectos desintoxicares y antioxidantes. Existen algunas contraindicaciones como la hipertensión y la migraña, pero en general es recomendado.

Pero se debe tener mucho cuidado con algunas marcas de café de baja calidad. Las mismas pueden producir dolores de cabeza y problemas en el sistema digestivo.

Además, no se debe olvidar que el hecho de que el café sea más negro no lo hace más estimulante, mejor o más saludable, ya que su contenido de cafeína se reduce por las elevadas temperaturas del tueste alto.

Así que la recomendación e invitación ya está hecha, para tomar un buen café, cuidado con amor, Colombia debe ser el siguiente destino turístico.