Aunque cada residencia pueda tener sus propias normas internas y alguna pueda seguir unos pasos distintos para conseguir una plaza, por norma general la mayoría  de residencias universitarias siguen el mismo patrón de actuación para lograr alojarse en este tipo de alojamientos para estudiantes.

En primer lugar lo que tendremos que hacer será entregar la inscripción correcta y completamente cumplimentada acompañada de toda la documentación necesaria que indica el impreso para poder procesar la petición. Existen algunas residencias que permiten realizar este trámite a través de la vía online mediante la página Web de la propia residència d’estudiants en Barcelona. Además, también generalmente podrá realizarse mediante fax, correo electrónico o bien si lo deseamos en la misma recepción de la residencia en la que deseemos alojarnos durante el próximo curso académico.

Lo más común es que tengas que realizar una entrevista personalizada con uno de los responsables del centro. Esta reunión o entrevista será avisada con tiempo a cada uno de los estudiantes que hayan solicitado plaza en la residencia universitaria escogida para poder concertar la cita en un día y hora concretos.

El departamento de admisiones de la residencia universitaria te comunicará si se ha aceptado tu solicitud de admisión en el alojamiento estudiantil. En el momento que te notifiquen que has sido aceptado en la residencia deberás realizar un depósito de X dinero para poder reservar tu plaza dentro del alojamiento estudiantil.  Es importante saber que este depósito inicial se devolverá al estudiante una vez se haya finalizado la estancia en dicha residencia.

Evidentemente aunque cada residencia universitaria es un mundo, por norma general la forma de actuar es muy similar o idéntica en la forma de aceptar a los estudiantes que desean alojarse en sus habitaciones. Una vez hayamos sido aceptados tan solo deberemos aprovechar al máximo nuestra estancia, sacando el máximo rendimiento al curso académico.

2013-04-25 09 57 15