Una vez que se ha decidido donde colocar la bañera tocará realizar la instalación de agua tanto sanitaria como de evacuación. La altura para el grifo de la bañera oscila entre 55 y 60 cm. respecto del suelo. Es importante que tengas el grifo que vas a poner para que la distancia entre las tomas de agua caliente y fría sean las correctas.

No te preocupes si no quedan exactamente centrados porque el grifo se coloca con unos adaptadores llamados excéntricas, que permiten que el grifo de la bañera quede bien nivelado.

Bañera

La altura para instalar una bañera está aproximadamente a 45 cm. respecto del suelo terminado. Debes hacer una marca en la pared para levantar la tabiquería, de ladrillo sencillo o hueco doble, sobre la que va a ir apoyada la bañera. El ancho y el largo de la tabiquería tiene que ser más estrecho que el ancho de la bañera; esto se hace para enrasar después con el alicatado. Dependiendo del material de agarre que utilices para la colocación de los azulejos debe ser mayor o menor. Es decir, si vas a utilizar pegolán con 1,5 cm. será suficiente. Si por el contrario vas a usar mortero tradicional tendrás que descontar de 3 a 4 cm. También tienes que dejar un hueco en la parte inferior del tabique por donde saldrá la tubería de desagüe.

Cuando el soporte para la bañera esté terminado y el cemento haya fraguado pasamos al siguiente paso. Pon el desagüe a la bañera y colócala en su lugar. Observa que la bañera queda suspendida; pues bien tienes que hacer un apoyo de ladrillos sobre el que descanse la bañera.

Saca la bañera y haz el apoyo mencionado y después vuelve a colocar la bañera comprobando que esté bien nivelada. Conecta la válvula de desagüe a la tubería de salida y deja que todo fragüe. Al día siguiente llena la bañera de agua y comprueba que no tiene fugas, si es así tapa el hueco que dejaste y puedes solar y alicatar.